Descubierta la primera señal de ondas gravitacionales

20141118_ein1

Hace cien años, Albert Einstein estableció que todo lo que tenga energía, aunque no podamos verlo, también gravita. Con su teoría de la relatividad general, Einstein nos hizo entender la gravedad como una deformación geométrica del espacio-tiempo, el “tejido” del que está hecho el universo, por efecto de los cuerpos que se mueven sobre él.

Los responsables del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO), en EE UU, han anunciado hoy que han captado las ondas producidas por el choque de dos agujeros negros, la primera detección directa que confirma la teoría de Einstein. El anuncio se ha hecho en una conferencia de prensa celebrada en Washington y retransmitida por Internet. Los resultados científicos han sido aceptados para su publicación en Physical Review Letters, según ha informado en una nota en Instituto Tecnológico de California (Caltech).

20160211_ligo-gravitational-waves-a

“Señoras y señores, hemos detectado las ondas gravitacionales. Lo hemos conseguido”, ha exclamado el director ejecutivo del LIGO, David Reitze. “Hemos tardado meses en ver que realmente eran las ondas gravitacionales, pero lo que es verdaderamente emocionante es lo que viene después, abrimos una nueva ventana al Universo”, añadió.